pagina de inicio


PEDAGOGÍA Y EDUCACIÓN MUSICAL - ENTREGA 1


APRENDER MÚSICA


Están fuera de toda duda los beneficios que produce la música en nosotros. Sin ella nuestro recorrer por la vida sería demasiado aburrido.
Todos, en mayor o menor medida, nos sentimos atraídos por el fenómeno musical. Vamos por cualquier calle donde esté tocando algún músico callejero y solemos aminorar el paso e incluso detenernos para escucharle. También nos provoca cierta curiosidad tener cerca un instrumento musical. ¿Quién no ha estado en un gran almacén con exposición de, por ejemplo, guitarras y no ha pulsado una cuerda con cierto halo de clandestinidad?.

En otro orden de cosas, la música también tiene mucho aire de desconocimiento. A todos nos resulta familiar pero cuando pensamos en pentagramas, partituras, música clásica, etc... todo se vuelve un poco más confuso y parece asustarnos. No creo que haya alguna persona en el mundo a quien no le guste la música pero hay muchísimas con cierta desconfianza o miedo a lo que la rodea. Cuántas veces hemos escuchado: -" Siempre me ha gustado la guitarra, me hubiera encantado aprender a tocarla...". Si esa persona no lo hizo fue, en gran parte, por miedo a factores que son propios de la música pero que también son, hasta cierto punto, "extramusicales". No es necesario saber lenguaje musical, armonía y contrapunto para tocar la guitarra o el acordeón. Cierto es que si queremos profundizar en el estudio del instrumento se hace imprescindible el conocimiento y manejo de estas y otras materias.

Existe un error muy grave que suelen cometer los padres que descubren cierto interés en uno de sus hijos por la música, y es el hecho de llevarlos al Conservatorio. Como todas las opiniones personales, la mía en este campo es tan subjetiva como la que más y nunca trataré de desmerecer la gran labor educativa que hacen, pero reconozcamos que hay muchas cosas que merecen una reflexión. Para empezar, tomemos la más liviana y ligera, su propio nombre.

El sustantivo "Conservatorio" suena a antiguo, a hermético, a conserva..., en definitiva, a algo caduco. Podrían empezar por cambiar el nombre.

Profundizando un poco más nos encontramos que los Conservatorios son "profesionales" y practican una enseñanza para futuros profesionales de la música. Salvo excepciones, un niño de siete u ocho años es incapaz de saber si quiere dedicarse de lleno a la práctica de un instrumento, a hacer una carrera musical, a pelearse el resto de su vida con trinos barrocos o contrapuntos floridos... Lo más probable es que ese crío quiera acercarse a la música, quiera divertirse tocando, quiera conocer un mundo nuevo... De ahí que muchos alumnos abandonen en los primeros cursos, frustrados por encontrarse con un lenguaje musical, unos dictados rítmico-melódicos....

La enseñanza de los Conservatorios es, como dije anteriormente, para futuros profesionales. Afortunadamente, ya son muy comunes en nuestro país las escuelas de música para niños -y no tan niños- que los acercan a este fascinante mundo de otra forma distinta. El siglo XX fue el del despegue de la Educación Musical con el desarrollo de multitud de métodos (Orff, Kodàly, Willems, Dalcroze, Suzuki, Aschero...) que han permitido formar musicalmente a muchas generaciones sin necesidad de implicar al individuo en un conocimiento profundo de la música. El último fin de la Educación Musical puede que sea el conocimiento de un instrumento, personalmente tengo muy claro que el fin debe ser el de expresarnos y sentirnos a gusto.

Quiero dejar constancia de que no estoy en contra de los Conservatorios sino de que estos se conviertan en el único referente musical para los no iniciados. Podemos aprender música en muchísimos sitios, desde la escuela a la calle pasando por la escucha de un CD.

Contaré mi caso particular. Siempre me atrajo el hecho de poder expresarme tocando un instrumento. Me acerqué a una guitarra que había en mi casa (todavía la conservo y toco) que pertenecía a mi hermano mayor. Al principio, me dediqué a rasguear sus cuerdas de manera aleatoria produciendo sonidos. Ya bastante mayor (con 15 años) tuve un compañero en el Instituto que tocaba y le comenté que estaba muy interesado en aprender algo. Compramos un juego de cuerdas y me enseñó a afinar y dos acordes. Eso fue lo que propagó la llama que se encendió en mí. ¡Aprendí y aprendo de tanta gente!. Estuve en un coro parroquial y fui chupando rueda de los que sabían más que yo. También me matriculé en el Conservatorio pero aquello no me pareció demasiado interesante. Profundicé más con algún profesor particular intercalándolo con mi incursión en algún grupo musical de demasiada poca monta. Me fui curtiendo como guitarrista (aunque me queda un largo camino por recorrer) y terminé matriculándome en Educación Musical. Con el tiempo he aprendido Lenguaje Musical, Armonía y Composición y sigo ampliando mis conocimientos. Empecé un camino que no tiene fin y me siento orgulloso de ello. Cada día aprendo algo nuevo y de cualquier persona distinta, incluso de mí mismo.

Con estas palabras deseo transmitir un mensaje: " la música no es exclusividad de ningún ente y se puede aprender en todos sitios y de todas maneras, solamente hay que encontrar el camino adecuado ". Si es el Conservatorio, que lo sea. Si se trata de la casa de un amigo que se brinde a enseñarme un patrón armónico para trabajar con el teclado, que lo sea. Si es un CD de música o un documental que me ayude a saber más sobre la preciosa obertura del Tannhauser de Wagner, que así sea.

Recordad una cosa, la música nos rodea y llena nuestras vidas. Nunca le tengais miedo, acercaos a ella y abrazadla con ganas. Ya el tiempo y nuestras inquietudes nos darán nuestro lugar; para unos será la banda municipal de su localidad, para otros la habitación de su casa y para unos cuantos los grandes auditorios.

Paciencia y suerte.

Autor : Nacho Grosso

© Copyright. Derechos reservados.
Solo se autoriza su reproducción si se hace de forma gratuita y de libre acceso a cualquier usuario, mencionando "siempre" la fuente musicareas.com y conservando "siempre" el nombre del autor Nacho Grosso y su e-mail.
Prohibida su reproducción con fines comerciales sin la autorización del autor.

 


NAVEGA POR EL CURSO - CAPITULO Nº Intro 1 2 3 4 5 ....


Inicio Hardware Software Mercadillo Temática Como se hace... Cursos Utilidades Foros
Fabricantes Colabora Libreria musical Libro de firmas Enlaces Política Escribenos

© 2000 - musicareas.com . Todos los derechos reservados